Esta propuesta se centra en visibilizar el hilo creado por la manija, como un momento suspendido entre dos momentos.

un hilo invisible que nos lleva al mundo que abrimos y que esta frente a nuestros ojos, o al que sencillamente dejamos atrás.